Inflación en América Latina y cómo afectará a su negocio

Tras una pandemia mundial, en 2022 se produjo el estallido de la guerra en Ucrania, el aumento de la inflación mundial y las continuas interrupciones de la cadena de suministro y las fluctuaciones en los mercados de materias primas. Mientras la incertidumbre reina en la economía mundial, una cosa parece cierta: la inflación persistente ha golpeado con fuerza a las economías en desarrollo de América Latina. En toda la región, la inflación en América Latina subió casi un 9,8% en 2021, y llegará a 11,2 puntos porcentuales a finales de 2022.

Los choques inflacionarios que estos eventos causaron se sintieron a nivel global, pero muchos, de hecho la mayoría, de los países latinoamericanos vieron sus monedas depreciarse aproximadamente al mismo tiempo que los precios globales de los alimentos han subido. Esto ha afectado especialmente a los pobres de la región. En junio de este año, 28 millones de personas en América Latina y el Caribe sufrían inseguridad alimentaria de moderada a aguda, lo que supone un aumento de más de seis veces en comparación con el nivel anterior a la pandemia de cólera, que era de 4,3 millones a principios de 2020, según el Programa Mundial de Alimentos.

Estas estadísticas deberían preocupar a los empresarios, compañías e inversores extranjeros que están considerando entrar en un mercado latinoamericano (como la formación de una sociedad de responsabilidad limitada en Chile, por ejemplo) o que ya tienen intereses en uno o más países de la región. Es fundamental señalar que la inflación en América Latina no ha golpeado de manera uniforme; algunos países sienten los efectos de manera más aguda, mientras que otros han hecho un buen trabajo para capear el temporal.

El éxito (o el fracaso) de los países latinoamericanos en la lucha contra la inflación ha dependido de dos factores principales: 1) la firmeza de sus bancos centrales a la hora de subir los tipos de interés, y 2) la eficacia de las políticas monetarias de los países para mantener la depreciación de sus monedas dentro de niveles manejables.

Inflación en América Latina: ¿cuál es la mejor ciudad para hacer negocios en la región?
La inflación en América Latina no debe disuadirle de hacer negocios

Inflación en América Latina: cómo se han comportado las monedas latinoamericanas en 2022

Un reciente estudio de la American Society/Council of the Americas (AS/COA) muestra cómo se han apreciado o depreciado las monedas de las seis mayores economías latinoamericanas frente al dólar estadounidense este año. Las siguientes cifras corresponden a las variaciones del valor de las monedas a partir de octubre de 2022:

  • Real brasileño: +4.73%
  • Peso mexicano: +4.1%
  • Sol peruano: -2,16%
  • Peso chileno: -16,15%
  • Peso colombiano: -18,06%
  • Peso argentino: -46,17%

Con la inflación en América Latina, existe una correlación directa entre la fortaleza relativa de una moneda nacional (o su debilidad, siendo Argentina un ejemplo extremo) y la tasa de inflación que ha experimentado este año. Cuanto más débil sea su moneda, más costará importar bienes y servicios, y más caro será para las familias llenar sus carritos de la compra.

Tasa de inflación en las seis mayores economías de América Latina

El mismo informe de AS/COA ha analizado la tasa de inflación en los seis mayores países de América Latina. Lo que sigue son las tasas de inflación a partir de octubre de 2022:

  • Argentina: 83%
  • Chile: 12,8%.
  • Colombia: 12,2%.
  • México: 8,4%.
  • Perú: 8,3%
  • Brasil: 6,5%.

El banco central de Brasil fue el que más rápido combatió la inflación. En marzo de 2021 subió los tipos de interés del 2% al 13,75%, la mayor subida de tipos de la región hasta la fecha. Chile y Colombia no se quedaron atrás de Brasil, con los bancos centrales de esos países subiendo los tipos de interés en 10,75 y 8,25 puntos porcentuales, respectivamente.

Inflación en América Latina, una infografía de Biz Latin Hub
Inflación en América Latina en 2021

5 formas en que la inflación en América Latina podría afectar a su negocio 

Tanto si es usted un inversor extranjero, una empresa que está pensando en introducirse en el mercado o una empresa que ya está operando allí, he aquí cómo la persistente inflación en América Latina podría afectar negativamente a su negocio:

1. Mayores gastos de operación- El coste de operación de una empresa ha subido en todos los ámbitos: salarios de los empleados, alquileres de inmuebles, importaciones, etc. La presión inflacionaria se ve agravada por las recientes devaluaciones de la moneda (el peso colombiano, por ejemplo, ha experimentado una constante pérdida de valor, y recientemente alcanzó un mínimo histórico de 5.000 COP por 1 USD)

2. Aumento del precio de los bienes/servicios que vende – En un intento de contrarrestar las subidas generalizadas de los gastos, muchas empresas trasladan una parte de ese coste al consumidor aumentando el precio de los bienes o servicios que venden. Las subidas de precios son casi inevitables porque la inflación en América Latina tiene un efecto dominó, pasando de los grandes proveedores a las empresas más pequeñas, y finalmente al consumidor. 

3. Ventas lentas – Las empresas B2C sentirán los efectos de la inflación en América Latina de inmediato, ya que los consumidores gastan menos en productos no esenciales. En el caso de las empresas que dependen de clientes recurrentes o de contratos a corto plazo, es probable que el aumento de los precios aleje a algunos de sus clientes al buscar alternativas más económicas.

4. Reducción de inventario – Para las empresas cuyo principal flujo de ingresos procede de la venta de bienes, una medida de reducción de costes que se está considerando (y que algunas ya han llevado a cabo) es la reducción de sus existencias. Recortar las existencias y ajustar las ineficiencias del sistema de entrega que antes se pasaban por alto parece una política prudente en tiempos económicos difíciles.

5. Márgenes de beneficio más estrechos – Con el aumento de los costes se reducen los márgenes de beneficio. Esto hace más difícil que las empresas alcancen sus objetivos de margen y sigan siendo rentables a lo largo del tiempo. Si esto se vuelve insostenible, la empresa tendrá que tomar decisiones difíciles, como el despido de empleados, la reducción de los presupuestos de marketing y recursos humanos, o incluso el cierre del negocio y la salida del país.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Hay estrategias que las empresas pueden aplicar para mitigar los efectos de la inflación en América Latina. La creación de un fondo para imprevistos al que contribuya cada mes le permitirá centrarse en invertir en el crecimiento cuando la economía mejore y volvamos a tener una cierta sensación de normalidad. 

Biz Latin Hub puede ayudarle a crear una empresa en Latinoamérica y a entrar en el mercado

En Biz Latin Hub, ofrecemos servicios integrados de entrada al mercado y de back-office en toda América Latina y el Caribe, con oficinas en Bogotá y Cartagena, así como en más de una docena de otras ciudades importantes de la región. También contamos con socios de confianza en muchos otros mercados.

Nuestro inigualable alcance significa que estamos en una posición ideal para apoyar la entrada en mercados multijurisdiccionales y operaciones transfronterizas.

Además de los conocimientos sobre la entrada en jurisdicciones latinoamericanas, nuestra cartera de servicios incluye contratación y PEO, contabilidad y fiscalidad, formación de empresas y servicios legales corporativos.

Contáctenos hoy mismo para saber cómo podemos ayudarle a encontrar los mejores talentos o a hacer negocios en América Latina y el Caribe.

Si este artículo sobre la inflación en América Latina fue de su interés, consulte el resto de nuestra cobertura de la región. O lea sobre nuestro equipo y autores expertos.

Gráfico detallando los diferentes servicios de Biz Latin Hub
Servicios clave ofrecidos por Biz Latin Hub

Tags: inflación

Categories: LATAM

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with a friend or colleague!