Pasado, presente y futuro del IVA en Colombia

Sobre el IVA en Colombia

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) es un tributo indirecto, que se aplica sobre el valor que el vendedor le da al producto o servicio, y el cual, se genera en una cadena donde el que paga este impuesto es el consumidor final. Este impuesto comenzó a regir por medio de la ley 20631 del año 1975 donde solo se encontraban obligados a gravar algunos productos y las importaciones. Entre 1980 y 1990 se incluyeron las telecomunicaciones internacionales y desde el año 1990 se incluyeron significativamente los servicios.

Actualmente muchos productos y servicios, se encuentran gravados y excluidos, de la siguiente manera:

  • Alrededor del 90% de los servicios y productos se encuentran gravados a la tarifa general, la cual es del 16%, y que se aplica sobre aquellos bienes o servicios que no se encuentren bajo otra tarifa o que no estén expresamente excluidos en el estatuto tributario.
  • 5%: Bajo esta tarifa se encuentran productos como la avena, harinas, aceites, máquinas para sector agrícola, pastas sin cocer, chocolate, entre otros.
  • Exentos: Son los bienes y servicios gravados a la tarifa 0% en los cuales se encuentran productos agrícolas básicos para la canasta familiar carne, leche, huevos, agua, entre otros. Básicamente, son aquellos bienes y servicios que son vitales para cubrir las necesidades primarias de las personas.
  • Excluidos: Estos son aquellos bienes y servicios que por disposición legal no se encuentran gravados con este impuesto, como los servicios médicos, transporte público, servicios públicos, arrendamiento de vivienda, la educación de establecimientos reconocidos como tales por el gobierno, la comercialización de los animales vivos y algunos servicios prestados para el sector agrícola.

A finales del año 2015 y comienzos de este año se ha estado especulando sobre el aumento de la tarifa general del 16% al 18% o 19%, que en caso tal de que se llevara a cabo, afectaría el 90% de los bienes y servicios que se encuentran en el mercado actual.

Algunas de las principales razones por las que se cree necesaria esta alza son: la búsqueda de más recursos para el cumplimiento del presupuesto de los próximos años, cubrir el gran déficit fiscal que se ha generado por la crisis petrolera, la cual empezó en el año 2015; haciendo que se hayan dejado de recaudar alrededor de 20 billones de pesos; tener un mayor soporte para la deuda pública y entre otras cubrir el alto costo que se ha generado a raíz de los diálogos de paz

Este desbalance fiscal generado debe ser compensado, razón por la cual el 23 de diciembre del 2015 la comisión de expertos tributarios radico un informe, el cual está compuesto por cinco puntos en los que se incluye el cambio en la tarifa general de IVA. Este debe entrar a discusión por parte del Congreso de la República, para definir si estos puntos entraran al proyecto de reforma tributaria que entraría a regir en el año 2017.

 

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with a friend or colleague!