Hacer negocios Nueva Zelanda

De acuerdo con el Banco Mundial Nueva Zelanda, es el mejor país del mundo para iniciar y manejar un negocio.

De acuerdo con el Banco Mundial, Nueva Zelanda, conformada por dos islas principales y una cadena de islas periféricas más pequeñas, es el mejor país del mundo para iniciar y manejar un negocio. De hecho, según su último informe, Nueva Zelanda es más atractiva desde un punto de vista comercial que Singapur, Dinamarca y Hong Kong gracias a la facilidad de entrada al mercado y sus actitudes relajadas hacia la inversión extranjera y expansión internacional. Como empresario que busca llevar su negocio a nuevas alturas, Nueva Zelanda podría ser una opción a considerar en su estrategia.

El país es de tamaño similar a Japón o Gran Bretaña y se beneficia de ser culturalmente diverso, con altos niveles de inmigración de países de todo el mundo, especialmente de Australia y Asia. Con una población cercana a 5 millones de personas, todas las cuales hablan inglés, el país es accesible para los inversionistas occidentales que desean ingresar a un nuevo país sin tener que superar las barreras culturales, lingüísticas y legislativas. Además de eso, la actitud «Yo puedo hacerlo» de los neozelandeses le permitirá crecimiento e innovación en nuevos negocios.

A continuación, compartimos algunas de las razones por las que debería considerar la incorporación de un negocio en Nueva Zelanda en 2019 y ofrecer orientación sobre cómo maximizar su retorno de inversión …

Fuerte Gobierno y Sistema Legal

Nueva Zelanda es oficialmente la nación menos corrupta del mundo, por lo que es un firme favorito para las empresas que buscan una base en Asia Austral. El país sigue la democracia parlamentaria británica de Westminster y la configuración de la monarquía constitucional, con el gobierno dirigido por un Primer Ministro elegido por los ciudadanos. El país también cuenta con Su Majestad la Reina Isabel II como jefe de estado oficial, aunque no tiene ningún papel en la gestión del país.

De manera similar a Gran Bretaña es el sistema legal de Nueva Zelanda, con la mayoría de los estatutos del país basados ​​en la ley inglesa o australiana. Para un inversionista extranjero con experiencia en el Reino Unido, navegar un país como Nueva Zelanda significa que usted estará preparado y podrá ejecutar su estrategia comercial con un entendimiento previo de la ley y responsabilidades como empleador. Por supuesto, hay diferencias entre la ley del Reino Unido y la ley de Nueva Zelanda, pero los principios básicos son los mismos, lo que le dará confianza en sus convicciones.

La inversión extranjera en el país está controlada por la Oficina de Inversión en el Exterior, la Autoridad de Mercados Financieros y el Banco de Reserva de Nueva Zelanda quienes regulan los mercados financieros, inversiones y seguros del país.

Control de Divisas Simple

No hay restricciones en el flujo de capital de una empresa de Nueva Zelanda a inversionistas extranjeros.

Al expandir su negocio a nuevos mercados, es importante que comprenda sus derechos como inversionista extranjero. Nueva Zelanda es una opción popular para los empresarios, ya que no hay restricciones en el flujo de capital de una empresa de Nueva Zelanda a inversionistas extranjeros, por lo que puede configurar una nueva sucursal de su empresa y transferir activos a su país de origen. Sin embargo, los pagos pueden estar sujetos a retención de impuestos, por lo que calcular sus márgenes tiene sentido antes de comenzar y lanzar un negocio en territorio neozelandés.

Economía Fuerte

Con un PIB de US $ 205.9 mil millones, Nueva Zelanda ha experimentado un crecimiento económico positivo durante 33 de los últimos 35 años, lo que ha puesto al país por encima de otras naciones similares. Al igual que Australia, el país se mantuvo a flote durante la crisis financiera de 2008, demostrando su poder y destacando las diferencias geográficas entre Nueva Zelanda y Estados Unidos o Europa, por ejemplo. Desde 2010, el país ha experimentado un crecimiento promedio anual del 2.1%. El crecimiento de 2017 llegó al 2,7% y el crecimiento económico para 2018 fue del 3%. En 2018, la OCDE pronosticó que la economía crecería un 3,6%, impulsada por el aumento del turismo y las exportaciones.

Mercado de Exportación Lucrativo

Nueva Zelanda es hogar de un lucrativo mercado de exportación, con bienes exportados que representan alrededor del 30% del PIB del país. El país envió bienes y servicios por valor de más de US $ 38,4 mil millones a todo el mundo en 2018, con más de la mitad (55,3%) enviados a territorios asiáticos. Según World Exports, las ventas de exportación actuales se traducen en alrededor de $8,500 por residente en el país, lo que demuestra cuán lucrativo es el mercado de exportación del país.

Los productos más populares exportados son productos lácteos (que representan el 26% de todas las exportaciones), así como la carne, madera, frutas, nueces, bebidas, cereales, pescado, maquinaria, aluminio y productos para la preparación de alimentos. Los vehículos, maquinaria, minerales, electricidad y plásticos fueron las principales categorías de productos importados, cada uno representando un déficit comercial, que abre oportunidades únicas para los inversionistas extranjeros que desean ingresar al mercado de importación y exportación.

Oportunidades en lndustrias en Crecimiento

hacer negocios Nueva Zelanda

El sector agrícola es el más grande del país con nuevas tecnologías e inversiones necesarias para aumentar y mejorar el rendimiento de cultivos y ganadería.

Debido a su posición geográfica, Nueva Zelanda depende en gran medida de otros países para apuntalar su economía, razón por la cual su sector de materias primas continúa prosperando. De hecho, existen oportunidades significativas en el sector agrícola, el más grande del país, con nuevas tecnologías e inversiones necesarias para aumentar y mejorar el rendimiento de cultivos y ganadería. La horticultura es otra industria clave donde los inversionistas extranjeros pueden querer investigar: Con melocotones, ciruelas, duraznos, drupas, cerezas y albaricoques cultivados en grandes cantidades para la exportación, el hecho de poder agregar valor a través del procesamiento de alimentos podría ofrecer importantes rendimientos de inversión. El sector forestal, minero y de pesca también son áreas clave de crecimiento, aunque es fundamental detectar una brecha en el mercado antes ingresar al mercado.

Proceso de Incorporación Simple

Las empresas que se establecen en Nueva Zelanda generalmente forman un negocio de comerciante único, una sociedad o una sociedas de responsabilidad limitada, y los tres ofrecen sus propios controles y beneficios. Las entidades offshore, por otro lado, realizan negocios a través de la estructura de una compañía subsidiaria local o abriendo una sucursal de su compañía en Nueva Zelanda. En los últimos tiempos, sin embargo, las sociedades limitadas se están convirtiendo en la opción más popular para los empresarios internacionales. Al establecer un nuevo negocio, tiene sentido trabajar con una empresa de renombre que pueda ofrecerle experiencia para acelerar el proceso de solicitud y garantizar que su empresa cumpla con todos los requisitos.

Fácil Procesamiento de Visas

Finalmente, es importante dar un guiño al procesamiento de visas. Como inversionista extranjero, puede solicitar una visa de trabajo de empresario (anteriormente la visa de negocios a largo plazo) que le permitirá comprar o establecer un nuevo negocio en el país. Para recibir la aprobación de esta visa, deberá realizar una inversión de capital inicial de NZ $ 100,000 o más, y obtener al menos 120 puntos en una escala utilizada para determinar el posible éxito de su propuesta de negocio.

Además, deberá presentar su plan de negocios de Nueva Zelanda para el departamento de procesamiento de visas. El proceso puede demorar varios meses y puede requerir algunos movimientos de ida y vuelta, por lo que tiene sentido comenzar los procedimientos lo antes posible para hacer que los trámites fluyan. También es posible que desee considerar una Visa de trabajo para usted o empleados extranjeros, ofreciendo hasta tres años en el país para fines de empleo. Los ciudadanos australianos no necesitan solicitar una visa de inversionista o de trabajo, son libres de vivir y trabajar en el país por tiempo indefinido.

Permita que Biz Latin Hub le Ayude

Entrar a un mercado como el de Nueva Zelanda no se presentará sin sus desafíos propios por lo que la planificación y la preparación previas son fundamentales para garantizar éxito a largo plazo. De hecho, ingresar al país sin una estrategia clara o una comprensión del mercado y demanda de sus productos o servicios naturalmente resultará en un fracaso. No cometa dicho error empresarial.

En Biz Latin Hub, ofrecemos una gama de servicios empresariales diseñados para ayudar a los empresarios a abrirse camino en nuevos territorios. Ofrecemos todo, desde la incorporación de la empresa hasta el reclutamiento, debida diligencia y contabilidad. Para obtener más información, envíenos un correo electrónico a [email protected] y un miembro de nuestro equipo se comunicará con usted lo antes posible con una estrategia personalizada.