Reformas fiscales facilitan hacer negocios en México

La iniciativa de Doing Business del Banco Mundial busca medir las normas que regulan la actividad empresarial a nivel mundial. Esta iniciativa analiza 11 elementos, incluyendo el pago de impuestos, creación de empresa, cumplimiento de contratos y el acceso al crédito. Este informe es de interés para inversionistas ya que habla acerca del clima empresarial y la facilidad para hacer negocios en cada país. Según el último informe, Doing Business 2016, México se posicionó de 38 entre 189 países, subiendo cuatro posiciones frente al 2015.

En América Latina, México ocupó el primer puesto como país ideal para hacer negocios gracias a sus reducciones fiscales y un mayor acceso a créditos. Con respecto a la obtención de créditos se posicionó 5º a nivel mundial. Con relación a la facilidad del pago de impuestos se posicionó en el lugar 92, subiendo 11 posiciones con respecto al 2015 debido principalmente a la reducción de impuestos implementados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Estos esfuerzos fueron el resultado de la reforma fiscal del Presidente Enrique Peña Nieto en 2013. Con esta reforma, a partir del año 2014 el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) se eliminó. Este impuesto, el cual entró en vigor en 2008, gravaba a todas las personas físicas y morales residentes en territorio nacional, e incluía a residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país.

El IETU se aplicaba a las actividades de enajenación de bienes, prestación de servicios independientes y otorgamiento del uso o goce temporal de bienes. En 2013, la tasa de IETU era de 17,5%. La eliminación de este impuesto beneficio especialmente a aquellas personas que obtenían ingresos por honorarios o arrendamiento.

Asimismo, se eliminó el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) con la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 2014. El IDE gravaba con un 3% el excedente de los depósitos en efectivo, en moneda nacional o extranjera, mayores de 15 mil pesos de personas físicas y morales. Esta reforma afectó positivamente a los bancos y a a la población bancarizada ya que redujo los costos de operación del sector bancario.

La Ley ISR de 2014 buscaba simplificar el cálculo y pago de impuestos en México, así como mejorar la equidad tributaria por medio de la eliminación de varios regímenes especiales y tratamiento preferenciales. Se propone reformar esta ley en 2016. Hay dos cambios que impactarán de manera al sector empresarial mexicano que vale la pena mencionar.

Para empezar, está el beneficio fiscal opcional de deducción inmediata para empresas con ingresos anuales de 100 millones de pesos. Segundo, se propone una reducción en el impuesto de dividendos de hasta el 5% para aquellas empresas que reinviertan las utilidades generadas entre 2014 y 2016. Finalmente, para 2016 se espera que México continúe mejorando su clima empresarial y se mantenga como el país más atractivo para invertir y crear empresa en América Latina.

El equipo de Biz Latin Hub está dispuesto a asesorarle en la apertura de su empresa en México, para que su capital de inversión cuente con un respaldo sólido y aproveche las condiciones favorables del mercado local actual. Contáctenos aquí.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with a friend or colleague!