Cuando se expande a un nuevo mercado como Australia, hay muchas cosas que debe tener en cuenta. Además de comercializar su negocio, encontrar a los empleados adecuados para impulsar su crecimiento y detectar una oportunidad en el saturado mercado del país, debe elegir la estructura empresarial adecuada para operar libremente y sin restricciones gubernamentales en el país.

A continuación, ofrecemos una introducción a la estructura de negocios de las Sociedades Anónimas Limitadas de Australia y destacamos algunos de los principales beneficios de incorporar una firma de este tipo.

¿Qué es una S.A?

Una Sociedad Anónima Limitada (conocida en inglés como PLC) es una estructura empresarial australiana similar a una Sociedad de Responsabilidad Limitada en los Estados Unidos. Es una de las más comunes estructuras de empresa en Australia. Las acciones de la empresa se distribuyen entre los propietarios o con un máximo de cincuenta accionistas no empleados, lo que significa que la estructura empresarial es la más utilizada por las pequeñas y medianas empresas, así como por las empresas más grandes con uno o un grupo selecto de accionistas. Las empresas que deseen entrar en la Bolsa de Valores de Australia o recibir financiamiento de muchos inversores y accionistas deberían considerar la posibilidad de constituir una Sociedad Anónima Limitada en Australia, lo que les permitiría asumir más responsabilidades.

Las Sociedades Anónimas Limitadas implican mayores costos de constitución y funcionamiento que otras estructuras societarias y le exigirán el cumplimiento de la Ley de Sociedades de 2001. A diferencia de otras estructuras societarias, las S.A están controladas por directores y son propiedad de accionistas, y ambas no son mutuamente excluyentes. Por ejemplo, un director de una empresa puede no tener o tener pocas acciones en la empresa, mientras que un accionista puede no estar involucrado en la gestión diaria de la empresa. El dinero ganado por la empresa pertenece a la empresa, empleados y directores quienes reciben salarios mientras que los accionistas reciben dividendos sobre sus utilidades.

Las S.A deben registrarse para el impuesto sobre bienes y servicios si generan más de AU$75,000 dólares en ingresos por bienes y servicios, mientras que las organizaciones sin fines de lucro no necesitan registrarse antes de generar AU$150,000 dólares en ingresos por bienes y servicios. Como siempre, trabajar con un abogado y una firma de contabilidad local asegurará que su negocio siga las reglas y cumpla con las normas. Las S.A deben presentar declaraciones anuales de impuestos de sociedades ante la Oficina de Impuestos de Australia o de lo contrario serán sancionadas.

Anonimato

Incorporar empresa Australia

Una de las mayores ventajas de las Sociedades Anónimas Limitadas es que no debe revelar la identidad de los inversionistas o accionistas.

Al incorporar un negocio en Australia, es importante entender las leyes y regulaciones del país en torno a la transparencia tributaria. En muchos sectores y tipos de entidades empresariales, las cifras de ingresos e impuestos se ponen a disposición del público en búsqueda de la transparencia y reducción de la posibilidad de evasión fiscal o corrupción, pero esto puede tener un impacto perjudicial en las empresas que operan en un nicho competitivo/comercialmente sensible.

Una de las mayores ventajas de las Sociedades Anónimas Limitadas es que, según el capítulo 6D de la Ley de Sociedades de 2001, la sociedad no debe revelar la identidad de los inversionistas o accionistas. Como empresario, esto permite mayores niveles de anonimato al operar un negocio.

Asimismo, la divulgación pública en el país también es limitada, lo que hace que las S.A o las empresas S.A Ltd sean más «privadas». Como la carga regulatoria es menor de lo que sería como una empresa pública, usted está habilitado para hacer negocios libremente y sin la amenaza de que la competencia le robe clientes.

Por supuesto, deberá informar a los reguladores y accionistas, pero la información requerida es limitada, lo que le permite conservar secretos comerciales e información sensible de su empresa.

Impuesto de Sociedades

Las pequeñas Sociedades Anónimas Limitadas pagan un impuesto de sociedades del 27.5%, que es considerablemente inferior a la tasa impositiva más alta para las personas naturales, que actualmente se sitúa en el 49% en el nivel más alto. En vez de incorporarse en una sociedad colectiva o como autónomo, realizar negocios a través de una S.A le permite reducir la factura fiscal general de su empresa en Australia. Además, una S.A le permite mantener su negocio separado de tus activos personales, lo que hace que la contabilidad y presentación de informes a la Oficina de Impuestos sea mucho más fácil, especialmente si no es residente en el país o si esta llevando a cabo varias operaciones comerciales en el país.

Responsabilidad Limitada

Como las S.A son entidades legales independientes, las empresas están separadas de sus propietarios y, por lo tanto, no están obligadas a pagar las deudas de su empresa. Si se tiene en cuenta que las empresas australianas pueden arrastrar sus deudas indefinidamente, esto puede tener un impacto significativo en el flujo de efectivo de la empresa y permite operar sin utilidades en los primeros dos años a medida que comercializa y expande su negocio en el territorio.

Marca y Presencia Comercial

Tanto las nuevas empresas como las empresas en desarrollo con empleados pueden constituirse como S.A lo que permite a todas las organizaciones y empresarios crear la impresión de que su grupo es mucho más grande de lo que realmente es. Además, lo más frecuente es que las empresas prefieran tratar con otras empresas en lugar de con personas físicas e independientes, ya que la empresa es su propia entidad legal con responsabilidades, lo que simplifica el trabajo en conjunto y la obtención de contratos a largo plazo.

Sucesión Permanente

A menos que se disuelva, una S.A puede existir indefinidamente, permitiéndole vender o ceder el control de la empresa en caso de que decida retirarse o renunciar de la organización.

A menos que se disuelva, una S.A puede existir indefinidamente, permitiéndole vender o ceder el control de la empresa en caso de que decida retirarse o renunciar de la organización. Esto no sólo proporciona garantías adicionales a los accionistas y directores de la empresa, sino que también ofrece mayor libertad, control y garantiza que la empresa seguirá persistiendo, incluso si usted se retira de la empresa.

Acceso al Mercado Australiano

Finalmente, operar una Sociedad Anónima Limitada en Australia te permite aprovechar la gran economía de mercado mixta de Australia. Con una población de 24.6 millones de habitantes, un crecimiento demográfico anual del 2% y un PIB per cápita de USD$53,799.94 en 2019, el país ofrece algunas de las oportunidades de mercado más diversas y lucrativas del mundo, como la industria minera australiana, que sigue creciendo y la inversión extranjera directa. Además, operar en Australia permite aprovechar una serie de tratados de libre comercio, ofreciendo un potencial realmente infinito como inversor extranjero, con acceso a Europa, Asia y América.

Confíe en Biz Latin Hub al Constituir su Sociedad

Aunque la constitución de una sociedad australiana es un proceso sencillo, tiene gran valor buscar la orientación de un experto en derecho empresarial australiano. En Biz Latin Hub, ofrecemos una amplia gama de servicios de back-office diseñados para eliminar las molestias de expandirse a un nuevo país, cubriendo todo, desde el reclutamiento hasta el due diligence, representación comercial, y todo lo que implica. Hemos ayudado a empresas en todo el mundo a entrar con éxito en Australia y nos encantaría emplear nuestra amplia gama de habilidades y experiencia con su empresa.

Para obtener más información, póngase en contacto con nuestro CEO australiano, Craig Dempsey,  hoy mismo en [email protected].