El próximo mes empieza la campaña para las elecciones generales y los partidos confirmarán oficialmente los candidatos. En estas elecciones en particular se ha notado la desigualdad del país el tamaño de los bolsillos de los candidatos es una cuestión decisiva. Esto se debe a una ley aprobada en 2015 que prohíbe que las empresas donen a compañas electorales, donaciones que siempre habían sido la principal forma de financiación electoral. Ahora los candidatos deben limitarse a lo que les corresponda de fondos de dinero público que el Congreso reparte en proporción al número de diputados de cada partido.

La primero vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil está programada para el 7 de octubre

La primero vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil está programada para el 7 de octubre

Esto significa que será más fácil para los candidatos ricos, ya que tienen la capacidad de invertir en su propia compaña. Y para los reconocidos, ya que al ser conocidos no tendrán que gastar tanto en comunicación y publicidad. Ya que esta nueva ley dificulta la entrada de caras nuevas a la política y al poder, han surgido organizaciones para ayudar a los candidatos independientes. Un ejemplo de esto es la organización RenovaBR, que ha reunido millones de reales (moneda de Brasil) en crowdfunding para regresarle parte del poder que ha perdido la sociedad.

Candidatos a la presidencia

La primero vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil está programada para el 7 de octubre, se hará la segunda vuelta el 28 del mismo mes. Existen diferentes escenarios en las encuestas electorales, cambiando los líderes en la preferencial electoral si se incluye o no al exmandatario Lula. Estos son los principales candidatos presidenciales:

Luis Inácio Lula da Silva: El expresidente tiene una sentencia firme en segunda instancia, por lo que legalmente hablando no podría presentarse a las elecciones presidenciales. El Partido de los Trabajadores (PT) quiere mantener a Lula como su candidato natural para primero evitar que el resto de candidatos ataquen al candidato del PT; y segundo evitar que el PT se disperse en disputas internas y siga siendo fiel a su líder.

 El expresidente se ha encontrado preso desde el pasado abril para cumplir una sentencia de 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, pero sin importar de su encarcelamiento está al frente de las encuestas con un 30% de intención de voto. La indefinición continúa en el PT y todavía no han anunciado quién sería el remplazo de Lula en caso de que sea impedido por la justicia y ley electoral.

Jair Bolsonaro: Es el postulado del PSL (Partido Socialista Liberal), candidato de la extrema derecha situado segundo en las encuestas con 17% de intención de votos. Su espontaneidad le ganan algunas simpatías, pero también rechazo. Sus defensores lo consideran el único que puede acabar con la violencia y corrupción del país; sus detractores timen que su carácter iracundo y falta de un programa económico sólido puedan llevar al país hacia el abismo.

Es el candidato que defiende la liberación de las armas, de quien desean mano dura conta la violencia y también es visto como un candidato “complicado” pero sin implicaciones en casos de corrupción.

Marina Silva: Historiadora y ambientalista proviene del PT y fue ministra de Medio Ambiente de Lula. Es una política reconocida por su trayectoria desvinculada de casos de corrupción pero que no consigue tener fuerza para llegar a una segunda vuelta. Tiene 13% de intención de votos del país.

Ciro Gomes: Del Partido Democrático Trabajador (PDT). Es un abogado con estudios en Harvard, fue exministro de Economía del expresidente Itamar Franco y exministro de Lula. Es posible que Gomes reciba los votos del PT en el caso de que Lula no pueda presentarse, convirtiéndose en un fuerte candidato a la Presidencia en la segunda vuelta. Por ahora tiene el 8% de intención de votos.

Geraldo Alckmin: Es un médico y profesor universitario, perteneciente al Partido Socialista Democrático Brasileño (PSDB). Es exgobernador del Estado de San Pablo. Aunque no tiene una gran representatividad en la preferencia electoral con tan solo 6% de intención de voto, a Alckmin le han confirmado su apoyo los partidos del centro: DEM, PP, Solidariedade y PRB, a cambio de tener a Josue Alencar como vicepresidente y tener algunos Ministerios estratégicos.

Una elección controversial

A diferencia de las elecciones pasadas, esta toma lugar en medio de una fuerte crisis económica y conflicto político. Esto se está manifestando en los electores, mostrando en las encuestas su desinterés por la elección, su intención de anular el voto o votar en blanco.

También hay una grande diferencia en la legislación para financiar compañas y la disminución de los tiempos para realizarlos, haciendo de esta carrera electoral más restringida que las anteriores. Ya que esta ley favorece solo a aquellos conocidos por los electores, no habrá renovación en el Congreso (donde hay aproximadamente 150 parlamentarios acusados de corrupción) y su composición será muy similar a la actual, y lo más probable es que esto condicione a quien vaya a asumir la presidencia de Brasil en el 2019.

Esta elección toma lugar en un momento crucial en la economía del país

Esta elección toma lugar en un momento crucial en la economía del país

Efecto internacional de las elecciones brasileñas

Brasil es la primera economía de la región y segunda de América después de los Estados Unidos; a nivel mundial con un PIB de 1,8 billones de dólares ocupa en noveno lugar. Sin embargo, la economía del país muestra señales de inestabilidad que afectan al crecimiento. El Banco Central de Brasil (BCB) rebajó sus estimaciones de crecimiento para el 2018 desde el 2,6% a el 1,6%, esto se debe principalmente a menor actividad, debilidad en los indicadores de confianza para las empresas y los consumidores. Estas elecciones pueden ser el factor que define si la economía de Brasil se recuperará y mantendrá estable o seguirá decayendo.

Aunque la inversión extranjera directa, cayó desde 97.000 millones de dólares en el 2014 a 70.000 millones de dólares (-9.7%), se han firmado alianzas importantes con compañías extranjeras. Petrobas firmó una carta de intenciones para establecer una alianza estratégica con China National Petroleum Corp (CNPC) para cortar en costos de las obras importantes del complejo petroquímico Comperj en Río de Janeiro.

Igualmente, Embraes acordó un acuerdo preliminar con Boeing para creación de una empresa conjunta (joint Venture) de aviación comercial cuya sede estará en Brasil. El presidente Michel Temer, les ha dado la liberta a las empresas de llegar a un acuerdo independiente del Estado y la política; esto es un movimiento estratégico para las empresas ya que podrán llegar a un acuerdo sin influencias externas. Debemos esperar que el próximo presidente del país siga tomando decisiones igual de inteligentes para la economía del país.

Haciendo negocios en Brasil

Brasil está en una situación difícil y crucial para su economía, en los próximos meses habrá cambios mayores. En Biz Latin Hub sabemos lo difícil que puede ser empezar un a hacer negocios en nuevo país, especialmente durante un cambio político. Por eso nuestro equipo de profesionales locales está listo a ayudarle en su proceso, ofrecemos variados servicios desde formación de empresas hasta representación legal. Póngase en contacto con nuestro Country Manager, Bruno a [email protected] para aprender como poder ser de asistencia.

Para más información sobre los negocios en Latino América, mire el siguiente vídeo.