En uno de nuestros artículos más populares del año pasado, exploramos algunas de las oportunidades de negocios más interesantes en 2018 para tres de las economías más grandes de LATAM: Argentina, México y Chile. En este artículo, continuamos la serie centrando nuestra atención en los países centroamericanos de Panamá, Costa Rica y Nicaragua, a menudo pasadas por alto pero prósperas sin duda.

Panamá: una potencia económica en las últimas décadas.

Panamá ha sido indiscutiblemente una de las economías de más rápido crecimiento en LATAM en los últimos años. Se registró un crecimiento anual promedio del PIB del 7,2% entre 2001 y 2013, incluido un crecimiento estable del 4% en 2009, durante la crisis financiera internacional, mientras que los países vecinos se estancaron económicamente. Su economía, caracterizada por el Canal de Panamá y el dólar estadounidense como su moneda, cuenta con un sector de servicios altamente desarrollado que representó el 75% del PIB en 2017 y demostró ser su principal motor. El canal en sí representa el 10% del PIB, similar a su sector agrícola. Otros contribuidores esenciales son la Zona de Libre Comercio de Puerto Colón (CFZ), así como el gasoducto Trans-Panamá y un gran sector de servicios de logística y almacenamiento. La gran cantidad de inversión pública en los últimos años dio frutos con la creación de 280 mil empleos y la reducción de la pobreza general del 21% al 17% entre 2011 y 2015. Tras una inversión promedio del 45% del PIB en los últimos 5 años, se predice que el gobierno continuará implementando proyectos para asegurar un mayor crecimiento sostenible.

Panamá: ¿un paraíso de inversionistas altamente diversificado?

Oportunidades de negocio en LATAM para 2018: Panamá, Costa Rica y Nicaragua

La expansión del canal de Panamá ha generado más tráfico comercial.

El plan de desarrollo estratégico quinquenal del gobierno para 2015-2019 incluye proyectos como la construcción de una segunda línea de metro, y la reducción del déficit del sector público no financiero. Se espera más tráfico gracias a la expansión del canal. También se prevén nuevas oportunidades de inversión para el sector privado debido a proyectos emergentes en minería, servicios financieros, turismo, transporte y logística.Todas estas noticias alentaron a la agencia de calificación Moody’s a mejorar la perspectiva económica de Panamá, cambiandola de estable a positiva en octubre de 2017. Se espera que Panamá continúe su tendencia actual de reducción del déficit y cumplimiento de la regla fiscal. En segundo lugar, gracias a la abundancia de proyectos, se espera un fuerte crecimiento que alcanzará hasta el 30% del PIB actual durante los próximos años.

Costa Rica: “La Pura Vida” en todo aspecto.

Costa Rica es visto como un modelo a seguir a nivel internacional para la región de LATAM, debido a su desarrollo económico y sus políticas ambientales. Desde fines de la década de 1980 en adelante, los costarricenses experimentaron un crecimiento económico constante gracias a una estrategia de crecimiento orientada hacia el exterior, que permitió una mayor inversión extranjera directa, y la liberalización de su economía. Mirando hacia atrás hasta 1960, la economía se ha triplicado a pesar del período desafiante de desaceleración económica durante la crisis internacional en 2008. La nación logró generar una tasa de crecimiento promedio del PIB de 4.5% entre 2000 y 2013 en comparación con una tasa de crecimiento regional de 3.8 %. A partir de ahí, la tasa de crecimiento ha estado constantemente por encima de un sólido 3.5% hasta 2017.

Se puede decir que su liderazgo en políticas ambientales contribuyó en una parte importante. De hecho, Costa Rica es el único país tropical en el mundo con deforestación invertida y, en consecuencia, es pionera en ecoturismo y agricultura sostenible. Además de esto, los costarricenses tienen un alto puntaje en el Índice de Desarrollo Humano que supera a otros países de LATAM. La tasa de pobreza total es una de las más bajas en América Latina y el Caribe (LAC), cayendo al 20.5% en 2016 desde 22.3% en 2014. Sin embargo, el gobierno todavía tiene que abordar problemas como un nivel relativamente alto de desigualdad y una debilidad en la situación fiscal para mantener su crecimiento económico sostenido.

Costa Rica: ¿el paraíso de la jubilación?

De acuerdo con estudios recientes, Costa Rica ha sido clasificada como el principal destino para la jubilación en el 2018, después de mantenerse constantemente entre los 10 primeros lugares durante décadas. Miles de estadounidenses y canadienses compran o alquilan propiedades para pasar su jubilación en ese país. Ampliamente conocida por sus paisajes exuberantes, ciudades icónicas y economía estable, la pequeña nación también atrae a millones de turistas año tras año que vienen en busca de «La Pura Vida». Además, el hecho de que sea también uno de los 10 principales destinos turísticos de mayor crecimiento lo hace más atractivo para los inversionistas inmobiliarios. Afortunadamente, el gobierno costarricense ofrece un programa de residencia temporal para extranjeros que realizan una inversión de USD $ 200,000 de cualquier tipo. Después de tres años, esto puede conducir a una residencia permanente o incluso a la ciudadanía. Los hoteles y las inversiones en propiedades de alquiler vacacional son fáciles de realizar porque es uno de los destinos turísticos más populares en la región de LATAM durante todo el año. Además, los impuestos a la propiedad son solo el 0.25% del valor de la propiedad registrada. Todo esto combinado significa que los bienes raíces son una inversión segura, gratificante y de gran valor para los extranjeros. Si desea un condominio privado, un inmueble comercial o un terreno para construir su casa, la infraestructura es excelente y hay algo para todos. 

Oportunidades de negocio en LATAM para 2018: Panamá, Costa Rica y Nicaragua

Con hermosas vistas y buen clima, Costa Rica se ha convertido en un lugar popular de jubilación.

Nicaragua: ¿la próxima potencia de América Latina?

Nicaragua se encuentra en la misma situación que Costa Rica desde hace 40 años, cuando la nación, asombrosa pero escasamente poblada, comenzó a dar la bienvenida a los expatriados y abrirse a la inversión extranjera. En 2018, Nicaragua busca seguir los pasos de Costa Rica y convertirse en una potencia económica en la región de América Latina y el Caribe (ALC). Desde el 2011, su PIB ha estado creciendo consistentemente en 4.6%, convirtiéndola en una de las economías de más rápido crecimiento en la región de ALC. Además de eso, está clasificado como el país más seguro de América Central. Con el objetivo de reducir la alta pobreza y la desigualdad, el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) ha invertido con éxito en infraestructura rural y proyectos sociales. Entre 2009 y 2014, la pobreza general disminuyó del 42.5% al ​​29%, mientras que la pobreza extrema disminuyó del 14.6% al 8.3%. Sin embargo, las tasas de pobreza siguen siendo altas y es uno de los países menos desarrollados en la región de LATAM. El gobierno ha lanzado políticas macroeconómicas específicas, así como incentivos para facilitar las exportaciones y alentar la IED para ayudar al país a ganar su lugar entre las potencias de América Latina.

La industria del turismo nicaragüense está creciendo astronómicamente rápido.

Sí, Nicaragua está aún menos desarrollada en relación con sus contrapartes centroamericanas; tiene tasas de pobreza más altas, una infraestructura relativamente mala y tasas más bajas de alfabetización. Sin embargo, la población y el gobierno quieren avanzar y ven una oportunidad para aumentar la cantidad de IED y el número de turistas que vienen con una economía cada vez más globalizada. De hecho, el gobierno diseñó leyes para facilitar el proceso a los extranjeros que desean iniciar un negocio en el país con medidas como agitar las tarifas de bienes inmuebles o impuestos a las ventas durante 10 años. Teniendo en cuenta que es el país más seguro de Centroamérica, combinado con su hermosos paisajes, está en camino de convertirse en un imán turístico en crecimiento. No se debe olvidar, el salario mensual promedio es de USD $ 377.77, por lo que es muy asequible contratar personal local si su plan es comenzar un negocio.

Oportunidades de negocio en LATAM para 2018: Panamá, Costa Rica y Nicaragua

Se espera que la economía de Nicaragua crezca en los próximos años.

El sector de turismo es la industria con mayor probabilidad de auge. Los viajes y el turismo ya contribuyeron con el 10,7% del PIB en 2016, creciendo más del 394% desde 2003. Gracias a un gasto gubernamental significativamente mayor en turismo, se prevé que el PIB crezca un 4,8% anual hasta 2027. Esto se compara con un pronóstico promedio del 3.5% para la región de LATAM en su conjunto que se encuentra actualmente en recuperación de una desaceleración económica. También se espera que otras industrias crezcan a medida que Nicaragua aumente su clasificación en términos de facilidad para mantener un negocio, comprar y registrar propiedades, pagar impuestos, su capacidad de importar y exportar, y aplicar contratos entre muchos otros factores.

Obtenga más información sobre las oportunidades de negocios de LATAM en 2018.

Aunque hay muchas oportunidades para hacer negocios en América Latina, a veces puede ser un desafío debido a las importantes diferencias legales y culturales que puede encontrar. Si está considerando hacer negocios en una de estas prometedores paises estrellas en ascenso, nosotros contamos con un equipo de profesionales locales y extranjeros listos para asesorarlo sobre cualquier consulta que pueda tener. Nuestra misión es facilitar la entrada de empresarios e inversionistas a los mercados de América Latina con la ayuda de nuestros experimentados equipos de contadores y abogados. Póngase en contacto con Craig en [email protected] para recibir asesoramiento integral sobre cómo hacer negocios en su país elegido.

Para más información mire el siguiente vídeo.